mcommerce

El mcommerce, una tendencia en auge en el sector retail

mcommerce

La evolución natural del ecommerce es ya una realidad y 2016 promete ser el año del comercio a través del smartphone. Si en 2015 la previsión de crecimiento del mcommerce en España se situó alrededor de un 48%, para este año entrante la tendencia continúa en ritmo ascendente.

La industria de la moda es, según varios estudios de hábito de compra, el segundo sector que más se consume a través del smartphone. Este dato no ha pasado inadvertido para las grandes empresas de retail que comienzan a apostar muy fuerte por el mcommerce destinado a un público potencial -jóvenes entre 25 y 35 años- que coincide con el segmento de población que más uso hace de su dispositivo móvil.

Pongamos un ejemplo: imaginemos que somos una empresa de retail que queremos lanzar una promoción para animar nuestras ventas durante la segunda semana de febrero. Empezaremos por el envío de un sms a toda nuestra base de datos explicando nuestra promoción y con el link directo a nuestra site.

Dado que nuestra web será absolutamente responsive con las pantallas smartphone -tal y como defendemos en SMS Pro-, la compra se convertirá en un proceso intuitivo para el cliente que podrá realizar su adquisición en cualquier lugar en el que se encuentre y en cuestión de segundos.

Así es cómo funcionan hoy en día algunas de las campañas de marketing en retail que más éxito cosechan entre un público que, por un lado, necesita estar conectado a su smartphone para conocer las últimas tendencias, pero que, a su vez, detesta las acciones intrusivas. Y es que el smartphone resulta, sin lugar a dudas, el medio más inmediato, completo y ubicuo para garantizar una experiencia de compra satisfactoria.

mobile only

De “mobile first” a “mobile only”

mobile only

El concepto ‘mobile only’ está empezando a calar hondo en España y cada vez son más las compañías que dirigen su negocio hacia esta estrategia en la que los dispositivos móviles sean la principal y única herramienta de uso al alcance del público.

A pesar de que uno se encuentra totalmente integrado en esta era 3.0 en la que mundialmente estamos inmersos, la realidad más cercana es que la sociedad española está a años luz de otras comunidades en las que los individuos no conciben pagar un café, ir al cine o viajar de otra manera que no sea a través del móvil.

Lo más común, hoy en día en España, es ver cómo la cajera del supermercado abre su caja registradora para dar el cambio correspondiente o una numerosa fila de viajeros esperando en la puerta de embarque con billetes impresos en la mano. No obstante, la tendencia empieza a cambiar o, por lo menos, a convivir (tímidamente) con las opciones que nos brindan las nuevas tecnologías.

Hace escasamente una semana, una conocida banca española ha comenzado la conversión a ‘mobile only’ pasando a ser “un banco 100% móvil”. Esto se traduce en que esta nueva entidad trasciende lo que viene siendo la app del banco de toda la vida para erigirse como un ente financiero individual y con una identidad propia. Esta nueva tendencia que se está asentando cada vez más en los hábitos de los usuarios se adapta perfectamente al concepto de SMS PRO.

Y es que, aunque casi el 90% de la población española cuenta con un dispositivo móvil, no todo el mundo hace un uso profundo del mismo y, mucho menos, conoce todas las acciones cotidianas que su “teléfono” le permite realizar. Este es el verdadero reto al que se enfrenta la tendencia ‘mobile only’ (una realidad más que superada en Estados Unidos, por ejemplo) en nuestro país. Desde luego, es un primer paso hacia la conversión de todo nuestro universo analógico, fuertemente arraigado en los negocios más antiguos de la era moderna, hacia el ‘digital only’ y, en consecuencia, al ‘mobile only’.

 

Disrupting o cómo romper con todo

Disrupting

Disrupting o Disruptive es un término inglés que se utiliza para definir aquello que causa o produce una ruptura de manera brusca. Es un concepto que en su uso hace alusión, de manera simbólica, a algo que genera un cambio muy importante o determinante.

Para explicarlo con un ejemplo se podría hablar de que una tecnología disruptiva es algo innovador que genera un cambio en los hábitos de la sociedad a raíz del uso de algún tipo de producto o servicio rompedor. Esta tecnología hace su aparición como un avance que hace que quede desfasado todo lo anterior. En el campo tecnológico se podría ejemplificar con el caso del smartphone.

En cuanto a Marketing se refiere, el concepto disrupting o disruptive se ha convertido en clave para sobresalir en cualquier campaña. Es por ello que se convierte en una especie de huella digital única, un estilo innovador que se adapta a las tendencias más actuales, y que consiste en romper con todo lo que ya conocemos y damos por sentado con la intención de causar una emoción irremplazable en los usuarios o consumidores.

Disrupting no se concibe únicamente como la forma de presentar una campaña que sea algo fuera de serie; es más que todo eso, es un estilo de vida, también una forma de trabajar y descartar del resto, ante todo, una forma de interpretar el entorno muy propia y que crea una experiencia única al público al que está destinada. Se genera así un mensaje único y diferente que crea un vínculo entre la audiencia y la marca.